El Brexit: ¿oportunidad comercial para la región?

Compartir

Por Santiago Báez.

Luego de tres años de idas y vueltas, el Reino Unido abandonó la Unión Europea. Si bien tienen un plazo hasta el 31 de diciembre para arreglar nuevos pactos comerciales y políticos, rrppradio.com.ar consultó a un especialista para indagar si se abren nuevas oportunidades comerciales para la Argentina y la región.

El pasado 31 de enero en el Parlamento Europeo con sede en Bruselas se confirmó un divorcio que llevó más de tres años: el Reino Unido abandonó la Unión Europea. El primer ministro británico Boris Johnson brindo un discurso transmitido en la televisión nacional y en pantallas en el centro de Londres, donde cientos de personas pro-Brexit se acercaron para celebrar la salida de la UE, y declaró que “lo más importante qué hay que decir es que esto no es un final sino un comienzo. Queremos que sea el inicio de una nueva cooperación amistosa entre la Unión Europea y un enérgico Reino Unido”. 

 A partir de ese momento, comenzaron una rueda de negociaciones entre la UE y el RU para fijar los nuevos acuerdos comerciales y políticos con una fecha límite: el 31 de diciembre de este año.

 Nuevos horizontes se abren para el comercio internacional y la política exterior. Para indagar sobre el papel que puede tener la Argentina y nuestra región en este nuevo escenario internacional y conocer como pueden continuar las negociaciones entre la UE y el RU, rrppradio.com.ar se comunicó con Julián Horassandjian, investigador del grupo “Integración regional y unidad latinoamericana” de CLACSO, miembro del GICP Europa de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA) y miembro de la Fundación Meridiano.

– En el futuro más inmediato, ¿Cómo afecta el escenario post-brexit al intercambio comercial, intraeuropeo y argentino? ¿Cuales serán las tasas de los productos argentinos exportados a GB?

 En el corto plazo, según el acuerdo firmado, el intercambio comercial entre Londres y la UE se va a mantener bajo las mismas condiciones: libre movilidad de factores y arancel cero en las fronteras. Se trata de economías en gran medida interdependientes, por lo que es poco probable que este vínculo tienda a deteriorarse en lo referente al comercio de bienes y cadenas de abastecimiento. Por lo tanto, el Brexit comenzará a tener efecto en esta materia una vez concluido el período de transición y a la espera de la forma que tome la futura relación RU-UE.

 En el caso del comercio bilateral entre Argentina y el RU, el 93% de lo que nuestro país exporta son bienes agroindustriales. Pero este no se ubica en cifras relevantes, siendo que el propio MERCOSUR es responsable del 1% del comercio de la isla con el mundo y cubre tan sólo el 3,5% promedio de la demanda de alimentos proveniente del RU. De esta forma, es posible observar los márgenes de preferencia de los cuales goza el mercado único europeo, desviando el comercio de bienes agropecuarios de otros actores extra-UE más competitivos que, como en nuestro caso, deben enfrentar tasas arancelarias del 11% promedio.

 Por lo pronto, la cuestión principal es cómo resolverá Londres su política comercial en dos frentes. Por un lado, el europeo, dónde se deberán llevar a cabo complejas negociaciones que eviten aumentos en los costos de transacción. Y por el otro, en el marco de la OMC, al negociar sus consolidaciones arancelarias por fuera de la UE y bajo régimen NMF (Nación Más Favorecida). En este sentido, mi opinión es que el RU de Boris Johnson buscará obtener mayor poder de negociación al brindar acceso a mercado por medio de Tratados de Libre Comercio bilaterales, antes que “abrirse al mundo” sin obtener beneficios tangibles para el interés nacional.

-Comenzamos a ver algunos indicios de la estrategia de Boris Johnson con la UE: una relación comercial  que evite las normas y los tribunales europeos. Por otro lado, la UE desea establecer un acuerdo bastante concesivo para GB en cuanto al comercio y las tasas aduaneras, pero con algunas condiciones excluyentes en temas de seguridad, competencia desleal y jurisdicción ante conflictos comunitarios. ¿Quién esta más interesado para lograr un acuerdo comercial de libre comercio entre ambas partes? ¿Consideras que la UE al momento de sentarse a negociar pueda hacer un “pase de facturas” a GB y solidificar un proyecto de integración europea?

-Más allá de la retórica de confrontación que propone Johnson al mejor estilo Donald Trump, las dos partes resultarían perdedoras si no se logra un acuerdo de libre comercio, teniendo en cuenta la interdependencia económica generada entre la isla y el continente durante décadas. Es cierto que Londres tiene más “mercados para explorar”, ya por fuera del entramado comunitario, pero tampoco puede desconocer el encarecimiento que sufrirían las principales cadenas de suministro, tanto en productos de la industria alimenticia como insumos en la industria automotriz, si no se mantiene la circulación de bienes y servicios desprovista de aranceles. Por lo tanto, Johnson sabe que está jugando con un arma de doble filo.

También te puede interesar...  La reputación corporativa representa el 63% del valor de mercado de una marca

 Ahora bien, la UE se encuentra atravesando desde hace un tiempo un período de debilidad, tanto en la legitimidad del proyecto, cuestionada desde varias aristas (donde se destaca el crecimiento de la extrema derecha), como en las posiciones divergentes de sus miembros en cuestiones de política económica, de seguridad y migración. Por lo tanto, no creo que el objetivo de la UE sea imponer un eventual castigo a Londres, ni creo tampoco que en el mediano plazo esté en condiciones de encarar un proyecto tan ambicioso como el fortalecimiento del proceso de integración, como lo había sido Maastrcht, sino más bien revisar el Tratado de Lisboa y tender a una cierta “flexibilización” de los compromisos asumidos. 

-El escenario del post brexit marca, a priori, un alto nivel de energías y preocupación por parte de las autoridades en Bruselas para que las negociaciones con GB lleguen a buen puerto, por lo que América Latina podría tener menor espacio, al menos en el corto plazo, en la agenda externa Europea. Sin embargo, también se abre una oportunidad para que la UE refuerce su perfil internacional y acuerdista. Algo similar sucede con GB, que puede buscar mantener activo su perfil diplomático sin el respaldo de la UE. ¿Cuál crees que puede ser el futuro comercial de la región con estos dos actores? ¿Hay espacio para que los presidentes latinoamericanos se aprovechen de una eventual urgencia política de Londres de mostrar resultados tangibles en negociaciones comerciales?

-La región mantiene una relación comercial destacable con la UE, debido a que el bloque europeo es un importante demandante de recursos naturales (que AL posee en abundancia) así como el primer colocador de IED (Inversiones Extranjeras Directas). Por lo que este tipo de vínculo Norte-Sur es probable que se intensifique siguiendo la intención globalista de la UE.

 Con el RU sucede algo similar en cuanto a la complementariedad de las canastas exportadoras e importadoras, por lo que el nuevo período que inaugura la concreción del Brexit puede dar lugar a estrechar lazos con un país que buscar practicar lo que ellos denominan “Global Britain”. Este eslogan puede ser un buen enmarque para una estrategia de vinculación por parte de países latinoamericanos, a pesar de no tener la prioridad que EE.UU, China u otras potencias detentan para el RU. En nuestro caso, la premisa debería ser negociar en conjunto en lugar de, como prefiere Londres, establecer vínculos de carácter bilateral. Desde esta perspectiva, pensando en el MERCOSUR, que atraviesa un panorama complejo por la postura aperturista de Brasil, se deberían establecer condiciones como bloque a la hora de acercarse a una potencia media como lo es el RU, con el objetivo de diversificar la cartera de exportaciones. Por lo tanto, a diferencia de las condiciones negociadas con la UE en el acuerdo que todavía no fue ratificado, no ofrecerse como un neto proveedor de materias primas sin procesamiento sino como un plausible exportador de productos agroindustriales, alimentos procesados y productos regionales típicos.

 Creo que en ese posicionamiento es dónde se podría sacar mayor ventaja a la coyuntura post-Brexit. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

12 hours ago

RRPP RADIO

El debate demócrata de ayer quedo marcado por la aparición de Bloomberg, quién fue blanco de todas las criticas. En esta crónica de rrppradio.com.ar describimos las características del debate demócrata, los temas centrales en los cuales giro y la estrategia de cada precandidato.
Podes leer la nota completa en nuestro sitio web: www.rrppradio.com.ar
Link en la bio
... Ver MasVer Menos

Ver en Facebook

Twitter

“Debate Demócrata: La estrategia de los precandidatos, todos contra Bloomberg”. En esta crónica de rrppradio describimos cómo se organiza el debate, los temas en los que giró y las estrategias de los candidatos. Lee la nota completa en https://rrppradio.com.ar/debate-democrata-la-estrategia-de-los-precandidatos-todos-contra-bloomberg/
#debatedemocrata

“MEDIOS INFLUYENTES, PERO NO TANTO”. Daniel Cabrera, Docente e Investigador, escribió para RRPP Radio esta nota donde analiza, en el marco de la teoría de Agenda Setting, las características de la influencia de los medios sobre el público porteño.https://rrppradio.com.ar/medios-influyentes-pero-no-tanto/

Cargar más...

Youtube

CALENDARIO DE EVENTOS

February 2020
SMTWTFS
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
< Jan Mar >